Rafa Tours Amsterdam

Zuecos

 

En Rafa Tours quiero contarte acerca de las tradiciones culturales que definen a Holanda, el hermoso país donde vivo y a su reconocida ciudad capital, Amsterdam.

Hablemos sobre los tradicionales zuecos, el calzado que sigue llamando la atención en todo el mundo por su particular diseño y fabricación.

¿Qué son los zuecos?

Este calzado llama poderosamente nuestra atención pues cada uno está hecho de una sola pieza de madera. La cual se trabaja cuando aún está verde. Los de abedul son los preferidos por ser una madera más blanda. Sin embargo, no es tan duradera si los utilizamos para trabajar.

Origen

Los zuecos forman parte del patrimonio de los Países Bajos, pues cada año se venden alrededor de 6 millones de pares. Una cifra a tener en cuenta si hablamos de una moda que empezó hace 850 años cuando se descubrió el zueco más antiguo en el año 1250.

Inicialmente los zuecos, también llamados klompen, eran usados por los campesinos y trabajadores de otras áreas como la pesca, los vendedores, etc.

Se hacían de forma artesanal en madera de haya, aliso, nogal, álamo y castaño.

Y aunque la tendencia mundial ha derivado en modelos de plástico para nuestros profesionales de la salud, su origen estuvo relacionado con darnos protección completa a los pies, sobre todo del frío, así como de quemaduras.

Un poco de historia

Desde la antigüedad los holandeses fabrican y usan los famosos zuecos. Se encontraron zuecos en una de las calles comerciales más importantes de Amsterdam, el Nieuwendijk de origen medieval, lugar en el que hoy en muchas de sus 200 tiendas se continuan fabricando los klompen.

Justamente en esa época usar zapatos de cuero era todo un lujo, por lo que los llevaban solo las personas acaudaladas, mientras que los pobres debían conformarse con los zapatos de madera.

Transcurrido este tiempo siguieron siendo los zapatos de los pobres, hasta que el resto de los mortales encontramos sus bondades.

Al ser de madera, desafortunadamente, la mayoría de zuecos iban a parar a la hoguera al final de su vida útil.

En la actualidad, los zuecos han sido reconocidos como “el mejor calzado de seguridad” por la Unión Europea debido a su funcionalidad en el trabajo, puesto que pueden proteger nuestros pies de golpes con objetos pesados o punzantes e inclusive capaces de evitar quemaduras con ácidos.

Por ser cómodos y seguros, muchos trabajadores los siguen usando, especialmente en granjas, fábricas y molinos. También vendedores de los mercados y trabajadores cuyas jornadas impliquen mojarse los pies.

Una particularidad de los zuecos, aunque luzcan toscos y hasta incómodos, es proporcionarnos calor durante el invierno y frescura en los meses de verano. Ya que al tiempo que absorben el sudor nos ayudan a mantener una buena postura de la columna.

¿Cómo se hacen los zuecos?

Antiguamente este calzado se hacía cien por cien a mano, lo que implicaba un arduo trabajo y que un especialista en zuecos apenas pudiera fabricar entre 4 y 5 pares al día. Sin embargo, actualmente existen máquinas que fabrican varios pares en pocos minutos, eso sí, siempre bajo la atenta mirada de un experto que conozca los materiales para su fabricación.

La mayoría de los zuecos que se fabrican son para satisfacer nuestra demanda turística, aunque muchos holandeses los siguen usando para el desempeño de sus faenas en el campo.

Sabías que erróneamente muchos relacionamos el nombre de estos zapatos con el gentilicio de los nacidos o habitantes de Suecia, pero nada tiene que ver. Aunque sí es cierto que en ese país también es un calzado característico y donde son usados por algunos trabajadores y grupos de bailes tradicionales.

Si durante tu visita a Amsterdam quieres experimentar las tradiciones de los Países Bajos, puedes atreverte a usar un par de coloridos zuecos para estar a tono con la cultura neerlandesa.