Rafa Tours Amsterdam

Quesos

 

Y como lo que más puede hablar de la cultura de un país es su comida, en Rafa Tours aprovecho la oportunidad para hablaros sobre uno de los alimentos más representativos de Holanda, los quesos. Averigua cuales son los mejores y pruébalos cuando visites Amsterdam.

Un poco de historia

Duros, semiduros, semiblandos y blandos, tiernos, curados o envejecidos. La variedad de quesos en Holanda es uno de los atractivos, especialmente para los viajeros que además de viajar para conocer lugares históricos y paisajes memorables, buscáis satisfacer vuestro paladar.

Cada año Países Bajos produce alrededor de 675.000 toneladas de queso. Lo que hace de este país el mayor exportador de quesos del mundo. Ha sido identificado como el producto estrella holandés. Sabías que cada neerlandés puede consumir más de 14,3 kilos de queso al año.

Son muchas las zonas de Holanda donde se produce queso, y todas tienen similitudes que las caracterizan. Como su ubicación en la costa norte y en la parte sur de Holanda, debido a sus tierras fértiles de hierbas con nutrientes donde se alimentan las vacas y cabras. Cuya leche es la base de la preparación de estos productos.

Desde la era precristiana existe el queso en Holanda. Algunas investigaciones arqueológicas han descubierto vestigios de herramientas que se utilizaban para fabricar quesos. Según los análisis datan del año 200 a. C.

Durante la Edad Media, la producción y comercialización de los quesos era un oficio característico en la vida de los holandeses.

Esferas de sabor y tradición

El queso es uno de los ingredientes más típicos de la gastronomía de Holanda. Algunos son muy conocidos, como por ejemplo el cremoso y suave Edam y el Gouda, nombrado queso de bola por su capa de cera roja y su forma esférica.

Este queso está en la gama de los tiernos, pues su tiempo de maduración es de dos a tres meses. O envejecido, con una maduración superior que puede llegar hasta los 20 meses. Su sabor, en ambos tiempos de maduración es ligeramente salado, a más tiempo, más salado.

En cuanto a las variedades, Holanda tiene realmente una infinidad de quesos. Pero, como en todos los sectores, siempre están los más conocidos y consumidos. Así, los quesos holandeses más conocidos son los mencionados Gouda y Edam.

El Gouda se empezó a producir en cantidades enormes desde el siglo XIII siendo tan exitoso su sabor que inmediatamente fue copiado.

Actualmente lo elaboran como imitación en Australia, Estados Unidos y toda Europa. Pero el auténtico Gouda está hecho en Groene-Hart, zona de pasto entre Rotterdam y Utrecht.

Quesos que debes conocer:
Reypenaer

Queso de pasta dura hecho con leche de vaca, corteza encerada y dos años de maduración. Es suave y se elabora en la región de Woerden (Holanda septentrional). Entre 40 y 48 % de materia grasa.

Geitenkaas Met Kruiden

En español significa ‘’queso de cabra con hierbas’’. Es originario de Ámsterdam y está hecho de leche cruda de cabra mezclada con tomates, pimientos, cebolla, ajo, albahaca, tomillo y pimienta. Es de textura semi dura, prensada, cocida y elástica. De color blanco es en el interior donde tiene los ingredientes picados con un 45 % de materia grasa.

Old-Amsterdam

Este queso se produce en la región septentrional de Holanda. Está hecho con leche pasteurizada de vaca, pasta dura, prensada, cocida y tiene un 48 % de materia grasa.

El Old Amsterdam tiene un sabor a nueces, parecido al Parmigiano-Reggiano. Se madura en un tiempo de 12 meses. Por lo general se come en tablas de queso, en ensaladas, rallado sobre cremas o sencillamente para acompañar un vino Oporto.

Lamb-Chopper

Este queso está hecho a base de leche pasteurizada de oveja en Holanda, pero su maduración termina en California (Estados Unidos). Se vende transcurridos los seis meses de curación.

Tiene una pasta semi dura, prensada, cocida, suave, cremosa con pequeños ojos y una corteza de cera. Contiene alrededor de un 48 % de materia grasa. Su sabor es dulce, aunque es similar al Gouda añejo o al queso Cheddar americano. Su aroma es igual al queso Parmesano, es decir, fuerte pero agradable al paladar.

El queso Lamb Chopper puede comerse con pan, pizzas, hamburguesas, gratinado, rallado o para acompañar vinos.