Rafa Tours Amsterdam

Bicicletas

 

Para quienes os gusta pedalear y recorrer las ciudades en bicicleta sin correr peligro, Países Bajos es el paraíso. Pues tiene 15.000 kilómetros de carriles bici que cubren todo el territorio y los ciclistas tienen la prioridad. En Amsterdam las bicicletas ancladas en las aceras forman parte del paisaje.

El uso de la bicicleta en Holanda tiene una historia muy particular, y la principal razón de su masificación fueron las protestas de los ciudadanos con el fin de favorecer a los ciclistas y evitar las muertes causadas por los accidentes de tránsito, especialmente las de los niños que se desplazaban en bici.

En Rafa Tours te diré dónde puedes encontrar la bicicleta ideal para recorrer la ciudad y formar parte de la cantidad de ciclistas que circulan por Amsterdam.

Conciencia ciudadana y política

La masificación del uso de la bicicleta en Holanda se logró por la conjugación de dos hechos:

Las manifestaciones de ciudadanos que pedían espacios seguros para andar en bici.

La conciencia política ante la necesidad de cuidar el medioambiente reduciendo el consumo de combustible y el afán de no depender 100 % de ese combustible para su movilización.

Algunas vías a lo largo del territorio ya estaban hechas, lo que faltaba entonces era que más personas usarán la bici para ganar espacios. Era una especie de espiral que significaba que a mayor cantidad de ciudadanos en bici, mayor atención en cuanto a la recuperación del urbanismo que incorporara las ciclovías.

Anteriormente, las vías para ciclistas eran estrechas, irregulares en su superficie y cada tantos metros se interrumpían, no estaban conectadas. A diferencia de hoy en día que están pensadas para el buen desplazamiento y el aprovechamiento del espacio en medio del tráfico.

Una historia de carrera

Después de la Segunda Guerra Mundial el cambio que sufrió Holanda, para bien, fue radical. Debido a que con la reconstrucción del país, la economía mejoró sustancialmente. Desde 1948 hasta 1960 el salario promedio aumentó un 44 %, y en 1970 aumentó a un sorprendente 222 % más. Con lo cual los holandeses podían comprar productos costosos, lo que llevó a un aumento de los coches en la calle, sobre todo desde 1957.

Pero, como es normal en este tipo de ciudades, sobre todo en las antiguas, las calles no estaban diseñadas para los coches. Tuvieron que derribar muchos edificios para agrandar las vías y hacerle espacio a los coches, remodelaciones que se llevaron por delante las antiguas infraestructuras ciclistas.

Así que la bicicleta quedó marginada y su uso se redujo en un 6% al año. Además, la poca cultura ciclista que tenía el país disminuyó de tal manera que cada vez se producían más accidentes de personas que andaban en bici. Fallecieron 3.300 personas solo en 1971, 400 de las cuales eran niños menores de 14 años.

Esta mortandad de niños hizo que la gente saliera a la calle a protestar, a pedir vías seguras para los niños, peatones y ciclistas. Estas demandas fueron escuchadas, sobre todo en el año 1973 cuando la primera crisis del petróleo a nivel mundial paralizó al país.

El gobierno viró a partir de la crisis, y los holandeses cambiaron sus vidas para depender menos de la energía, lo cual era posible sin desmejorar su calidad de vida. Así que las políticas para promover el uso de la bicicleta se articulaban muy bien con la situación. Comenzando con dejar el coche en casa los domingos para ahorrar petróleo.

¿Dónde alquilar bicis?

Hoy en día son muchos los sitios de Amsterdam que se pueden visitar yendo en bicicleta, alquilando una 24 horas por una cantidad de entre 11 y 15 €. Las agencias que verás con más frecuencia en la ciudad son:

MacBike Amsterdam dispone de más de 2 mil bicis para alquilar, tiene más de seis agencias en varios puntos del centro de Amsterdam y tiene atractivas rutas guiadas por la ciudad.

Yellow Bike Amsterdam se ubica a tres minutos de la Estación Central. Sus vistosas bicis amarillas son una constante en la ciudad y son ideales para los novatos.

Black Bikes Amsterdam tiene más de 10 puntos disponibles para alquilar bicis en Amsterdam. Los precios son un poco más costosos debido a los extras que ofrecen a sus clientes.

Discount Bike Rental Amsterdam tiene bicicletas fuertes, resistentes, de todos los tamaños y de cualquier tipo. Sus precios son asequibles, y van desde los 7,50 €.